PARTICIPA EN LECOSPOTTERS, MANDONOS TUS FOTOS, TUS NOTICIAS, TUS COMENTARIOS.... Spanair deja de volar... .....

27 sept. 2010

El 20% del pasaje subvencionado de Galicia sale de Alvedro, frente al 70% de Lavacolla

Las subvenciones recibidas por las compañías aéreas condicionan de un modo decisivo los resultados de cada uno de los aeropuertos gallegos, entre los que el de Santiago casi duplica en cifra de pasajeros a Vigo y A Coruña gracias a las ayudas que recibe Ryanair para rebajar las tarifas de los vuelos a Madrid. En Alvedro los pasajeros que volaron en líneas subvencionadas por la Xunta en 2009 sumaron 266.113, el 20,5% del total de los registrados en la comunidad, mientras que Lavacolla alcanzó el 70% con los 915.851 viajeros que se beneficiaron de estas ayudas, al tiempo que Peinador ni siquiera alcanzó el 9% con sus 115.676 pasajeros.
Las líneas con financiación pública suponen en el aeródromo compostelano el 47,1% de las personas transportadas desde sus instalaciones durante el año pasado, por lo que las cantidades destinadas por el Gobierno gallego tienen una trascendencia absoluta sobre su cuenta de resultados.
Frente a esta cifra, en A Coruña los pasajeros que pudieron volar en líneas de bajo coste fueron sólo el 24% del total, la mitad que en el caso de la capital gallega. También en este caso Vigo resulta aún más perjudicada, puesto que únicamente el 10% de los viajeros que pasaron por su terminal disfrutaron de rebajas en sus billetes.
La implantación de la conexión entre Santiago y Madrid por parte de Ryanair a finales de 2008 ha tenido un impacto directo sobre el mercado aéreo gallego. Sólo durante los tres últimos años, Alvedro perdió casi 200.000 pasajeros con origen o destino en la capital de España, la misma cifra que ganó Lavacolla en esa misma ruta desde la llegada de la línea irlandesa de bajo coste a su terminal.
Pese a todo, Alvedro se mantiene como el segundo aeropuerto gallego en número de pasajeros, a la vista de los resultados obtenidos hasta el 31 de agosto, aunque a corta distancia de Peinador. Lavacolla se sitúa en la cabeza con 1.418.409 viajeros, mientras que la pista coruñesa suma 736.541, por los 726.917 que alcanza la viguesa.
Los bajos precios que hacen posible las subvenciones autonómicas son la raíz del espectacular crecimiento del enlace con Madrid desde el aeropuerto compostelano. Los datos aportados por las propias compañías para la semana del 4 al 10 de octubre reflejan que en A Coruña no es posible adquirir un billete a la capital por menos de 130 euros, mientras que en Santiago Ryanair oferta vuelos a 40 euros en tres días. El resto de la semana, el precio del enlace pasa a 60 y 74 euros, todavía muy lejos de las ofertas realizadas en A Coruña y aún más de las que se efectúan en Vigo, la ciudad gallega donde resulta más caro volar hacia Madrid.
Pero los precios de Ryanair no sólo tienen consecuencias para quienes operan desde Alvedro y Peinador, sino que en el mismo Lavacolla las compañías se ven obligadas a rebajar sus tarifas para poder sobrevivir. Otra empresa con vuelos de bajo coste, Vueling, llega a vender pasajes a 45 euros entre Santiago y Madrid en las mismas fechas que la compañía irlandesa, aunque los billetes más caros se disparan hasta los 120 euros, muy cerca de los más baratos en A Coruña.
La disparidad entre las ofertas que se realizan entre la terminal compostelana y sus dos competidoras en Galicia hacen que la demanda de billetes para la conexión con Madrid crezca de forma imparable en Lavacolla. El hito se alcanzó ya el año pasado al lograr Ryanair convertirse en la compañía con un mayor volumen de tráfico en la capital gallega, con 520.000 viajeros, frente a los 473.489 que optaron por los vuelos de Iberia.
La situación no está además estabilizada, por cuanto las cifras del tráfico registrado hasta finales del mes de agosto reflejan que la aerolínea irlandesa supera ya en 100.000 pasajeros a la española. Por si fuera poco, los buenos resultados obtenidos por la compañía de bajo coste en Lavacolla han animado a sus dirigentes a implantar nuevas conexiones desde este aeropuerto el próximo año, que se dirigirán las ciudades de Sevilla, Barcelona y Valencia.
Estos tres destinos se ofertan en la actualidad en Alvedro, por lo que cabe suponer que el tráfico que generan hasta ahora sufra las consecuencias de la competencia de Ryanair, cuya agresiva política de reducción de costes le permite vender pasajes a precios a los que no pueden hacer frente el resto de compañías.
Las subvenciones concedidas por la administración autonómica para el aumento de las conexiones aéreas hicieron posible este año la implantación de los vuelos a Valencia y Ámsterdam desde A Coruña, cuyos resultados fueron especialmente buenos en el caso de la ciudad holandesa, puesto que desde finales de marzo -fecha de su puesta en marcha- hasta el 31 de julio fueron 12.553 personas las que hicieron uso de este enlace de la compañía Vueling, mientras que el de Valencia ofertado por Air Nostrum únicamente contó con 2.237 viajeros desde que fue inaugurado en mayo.
Alvedro fue el aeropuerto gallego que menor subvención recibió de la Xunta para incrementar su tráfico, 1,23 millones frente a los 1,37 concedidos a Lavacolla y los 1,39 que se destinaron a Peinador. Pero, aun así, los vuelos implantados en la terminal coruñesa son los que mayor rentabilidad han alcanzado en relación con el dinero invertido en ellos, hasta el punto de que la conexión con Ámsterdam ha pasado a ser la quinta en cuanto a demanda en A Coruña, donde sólo los vuelos con Madrid, Barcelona, Londres y Sevilla la superan en número de pasajeros.
Otro de los vuelos de bajo coste existentes en Alvedro, el que conecta con el aeropuerto londinense de Heathrow, refleja que la terminal coruñesa puede ser competitiva en este segmento del mercado. El tráfico contabilizado hasta julio en este enlace fue de 45.819 pasajeros, mientras que el vuelo de Ryanair, que utiliza la pista de Stanted, registró 7.807 viajeros menos en ese mismo periodo.

No hay comentarios: