PARTICIPA EN LECOSPOTTERS, MANDONOS TUS FOTOS, TUS NOTICIAS, TUS COMENTARIOS.... Spanair deja de volar... .....

26 jun. 2010

La nube volcánica amenaza al verano

El islandés Eyjafjalla no dormirá hasta el 24 de agosto// Podría volver a afectar al espacio aéreo//El vulcanólogo Barrera explica su impacto en Galicia texto Patricia Hermida publicado en El Correo Gallego.
El vampiro blanco de Eyjafjalla aguarda con un ojo abierto para hincar el diente en el espacio aéreo. El volcán islandés se encuentra técnicamente en una pausa, "pero aún no está apagado". Y hasta el 24 de agosto, los científicos no lo darán definitivamente como dormido. El vicepresidente del Colegio Oficial de Geólogos de España, el vulcanólogo José Luis Barrera, advertirá hoy sobre la posible incidencia en nuestra comunidad en la conferencia Galicia vulnerable. Volverá la nube volcánica de Islandia, que se celebra a las ocho en Fonseca.

"Este volcán mantiene una pequeña actividad latente durante estos tres meses de pausa, iniciados el 24 de mayo", indica este experto en movimientos sísmicos. Por lo que nos quedan dos meses de incertidumbre por delante, con posibilidades de reactivación de la nube y consecuentes afecciones en nuestras vacaciones. "Durante este período, el Eyjafjalla puede reactivarse en cualquier día y en plena época vacacional", admite Barrera. Pero no nos desanimemos, que este vampiro siempre avisa antes de saltar a la yugular. "Su movimiento es previsible, de momento no se registran anomalías y en las zonas próximas hay una vigilancia continua", indica el vulcanólogo. Entre los síntomas que indicarían una nueva erupción figuran "una mayor actividad sísmica con temblores en el área, pero nada hace pensar que ocurra ahora". El período entre el aviso y la erupción oscilaría sobre "cinco días, una semana, diez días": el tiempo suficiente para "evacuar a la población". En caso de que esa nube se reproduzca, también Galicia resultaría afectada como en aquellos días aciagos de abril-mayo: con centenares de gallegos con sus destinos bloqueados y sus vuelos interrumpidos.
"Podría volver a perjudicarnos como hace dos meses, con un cierre del transporte aéreo: el sector que más sufrió las consecuencias del volcán", concluye Barrera. Islandia se ha llevado la peor parte: con una población de 1.500 personas junto al volcán, dedicadas exclusivamente a la agricultura. Tras la erupción del Eyjafjalla en abril, "se desalojó la zona, algunas granjas quedaron casi enterradas y con el colapso de las posteriores lluvias se desgastaron los tejados". Prados y coches acabaron cubiertos por el polvillo gris, quedando los cultivos afectados. Ahora los estudios también se enfocarán a la fauna, para ver a medio plazo "qué pasa con los animales que comen esa hierba". Barrera resume el panorama gráficamente: "Los islandeses han salido a barrer sus casas pero no sus campos", impregnados por las cenizas y la lluvia ácida. Porque el volcán también ha influido en las condiciones meteorológicas de Islandia: "Provocando numerosas precipitaciones y fuertes lluvias ácidas, que han afectado a pastos y huertos".
El ganado de ese país incluso podría resultar envenenado por "gases y flúor". Una erupción similar en el mismo volcán provocó en el siglo XIX "la pérdida de la mitad de la cabaña de la isla y el fallecimiento del 30% de la población". Islandeses decimonónicos sucumbieron entonces asfixiados por los gases. "Pero también por culpa de la hambruna derivada de todos los campos envenenados", observa este vulcanólogo. Más allá de semejante catástrofe entre los antepasados nórdicos, abruman las actuales pérdidas millonarias en la aviación mundial: "Hemos asistido al colapso más importante en el espacio aéreo de Europa, con miles de vuelos suprimidos y compañías afectadas en todo el mundo".
Tras el caos entre el 12 y el 21 de abril, el espacio aéreo se abrió en la primera quincena de mayo. Y desde el 18 de mayo no se suspenden vuelos. Pero los servicios geológicos, sismológicos y meteorológicos islandeses permanecen alerta ante el menor rugido de un gigante aún no dormido.

No hay comentarios: